17 Consejos de Cómo usar el Kamado

Consejos prácticos para usar el kamado que te irán bien si eres un principiante o para mejorar los resultados.

1.- Aprende a usar los tiros

Los tiros son la clave para controlar la temperatura del kamado, sirven para que se caliente y mantener la temperatura adecuada.

tiro-inferior-kamado

Uno de los errores más comunes al principio es pasarse con la temperatura, el kamado puede conseguir temperaturas mucho más altas que una barbacoa y mucho más si tienes costumbre de usar una barbacoa abierta.

2.- No coloques el deflector encima del brasero

Una de las formas comunes y erróneas de colocar el deflector es encima del brasero, esto causa varios problemas:

como-poner-deflector-kamado
  • el calor se quede dentro del brasero sin circular correctamente por el kamado;
  • un calor excesivo en el brasero hará que a la larga se estropee antes;
  • poner el deflector justo encima del brasero hace que su manipulación sea más difícil porque no queda espacio para meter los dedos por debajo y corres el riesgo de romperlo.

Lo ideal al encender el kamado es poner el deflector más arriba para que permita subir el calor, esto se hace con un accesorio que traen los kamados, especialmente los modelos más grandes y coloca el deflector formando una V.

deflector-kamado

Una vez el kamado alcanza la temperatura deseada para cocinar puedes ajustar el deflector cerrando esta V.

3.- Usa el tamaño correcto de carbón

En España no es común que el carbón venga con el calibre.

Pero existe una diferencia muy grande en usar bloques grandes de carbón o unos más pequeños conocidos como briquette (bloquecitos).

Los briquette que son más duraderos, en cambio los bloques grandes de carbón consiguen mayor temperatura.

Esto dependerá básicamente de lo que quieras cocinar y la temperatura que quieras alcanzar.

limpiar kamado calor

4.- No pongas demasiado carbón

Si pones demasiado carbón el kamado no puede respirar porque el aire no circula entre los carbones desde los tiros o dentro si has cerrado el de abajo.

Incluso el mismo brasero tiene unos agujeros de ventilación que al llenarlo no permite circular el aire.

Este es el error más común al usar un kamado al principio.

La circulación del aire es fundamental en el kamado y es uno de los secretos para que sea tan efectivo a la hora de cocinar.

funcionamiento interno kamado

El kamado necesita respirar para conseguir buena temperatura.

Para que te hagas una idea del rendimiento de la carga completa de carbón en un kamado:

  • en los kamados más pequeños es suficiente para cocinar hasta 12 horas;
  • en los medianos hasta 24 horas;
  • y en los kamados más grandes se puede cocinar más de 2 días.

5.- Enciende sin químicos

El líquido o pastillas de encendido que usarías en una barbacoa no sirven para el kamado, porque son químicos tóxicos que se quedan en el interior del kamado y por lo tanto en los alimentos.

Para encender el carbón puedes hacerlo de diferentes formas, con encendedores eléctricos puede ser como los de antorcha como este del enlace.

encendedor-electrico barbacoa

Aunque pienso que este del enlace, que es un encendedor de resistencia da mejores resultados tanto para barbacoas como para el kamado y es mucho más duradero.

Lo mejor de los encendedores eléctricos es que no necesitas usar nada más.

6.- Calienta la cúpula

Al iniciar debes calentar todo el kamado incluyendo la cúpula.

Si el termómetro marca la temperatura que quieres conseguir pero la cúpula sigue fría, es decir, pones la mano y la puedes dejar ahí es porque la temperatura aún es baja.

En ese caso el problema está en los tiros, probablemente los has cerrado antes de tiempo o que has puesto el deflector encima del brasero que expliqué más arriba en el punto 2.

La cúpula se debería calentar suficiente para que se note el calor y que al menos puedas mantener la mano unos 5 a 10 segundos.

7.- Espera al humo correcto

Cuando enciendes el kamado, el humo del principio es blanco y es un indicador de que aún no se puede cocinar, debes esperar al humo «azul», un humo que no se distingue.

humo-en-el-kamado
Humo blanco

El humo blanco del kamado es diferente de cuando estás haciendo una barbacoa y caen grasas sobre las brasas.

En el proceso de combustión del carbón hay diferentes etapas que pasan por:

  • Se quema eliminando la humedad, eso es lo que crea el humo blanco;
  • luego la madera pasa por la combustión;
  • hasta que pasa a una combustión limpia que es a partir de ese momento que pondrás tu comida.

8.- Juega con las alturas y posición del carbón

De la misma forma que en una parrilla puedes jugar con la altura de la parrilla según los diferentes alimentos o si uno se ha terminado de cocinar y quieres mantenerlo caliente.

Además de la altura de la parrilla en el kamado tienes el deflector, un gran accesorio que mantiene el calor pero no deja pasar calor en exceso.

configuracion-parilla-y-deflector-kamado

Finalmente, al igual que harías en una barbacoa puedes jugar con la posición del carbón y por ejemplo ponerlo todo a un lado para concentrar más calor allí.

9.- Puedes añadir agua

Si quieres cocinar ciertas preparaciones que necesitan un nivel de humedad más alto coloca un cacharro dentro con agua.

Puede ser un pequeño recipiente como una pequeña paellera. Otra opción es utilizar una botella con un atomizador para darle un espray cada tanto.

Un ejemplo de lo que podría necesitar más humedad es una paella o un pastel, pero también puede ir bien para que las carnes que no quieres que se sequen.

Ten en cuenta que el kamado como está hecho de cerámica retiene la humedad mejor que una barbacoa cerrada, entonces si añades demasiada agua puedes terminar hirviendo la comida.

Lo mejor es que hagas pruebas para obtener los mejores resultados según tu propio paladar.

10.- Cuidado con los fogonazos

Uno de los mayores peligros del kamado son los fogonazos, si abres de golpe te puedes quemar.

Entonces, cuando está caliente el kamado lo que tienes que hacer es abrir en dos tiempos. Abres un poco para que entre aire, le das unos segundos y abres del todo.

horno cerámico klarstein

👍 Este consejo ya lo había mencionado en este otro artículo Kamado – qué es, cómo usarlo y consejos, que incluye más detalles como las ventajas, desventajas y otros consejos de seguridad.

11.- Apertura del kamado: muy a menudo o mucho tiempo

Existen principalmente 2 factores que hacen eficiente a un kamado: es su material cerámico y la circulación del aire dentro.

Pero si estás continuamente abriendo la tapa ese calor se pierde y se pierde la eficiencia.

Tu kamado tiene un termómetro fíate de él y utiliza un temporizador de cocina, con uno básico como los que venden en el chino te bastará o con el móvil.

Cuando tengas que abrir el kamado por lo que sea, has lo que tienes que hacer y vuelve a cerrar lo más rápido que puedas.

Porque abrir el kamado lo que va a hacer es bajar la temperatura y si intentas subirla abriendo los tiros vas a tener subidas y bajadas poco deseadas para cocinar.

tiros

Entonces cuando vayas a abrir el kamado para hacer algo te recomiendo:

  1. Cerrar el tiro inferior para evitar que el carbón tenga demasiado aire;
  2. hagas lo que tienes que hacer en el kamado y cierres;
  3. deja el tiro inferior cerrado durante 1 minuto aproximadamente que es lo que le llevará al kamado volver a la temperatura de cocción que tenías antes de abrir.

12.- Cuidado con el ahumado en exceso

Una gran ventaja de los kamados es que puedes aprovechar a ahumar tu comida.

«A la hora de ahumar menos es más.»

Es muy fácil pasarse con las astillas para ahumar, entonces en vez de darle un toque a ahumado sabroso, será algo que puede resultar hasta desagradable.

Te recomiendo que empieces con poca cantidad y cuando ya controles podrás añadir más a tu gusto.

madurar-carne-en-casa

Es mejor que te quedes corto con el ahumado y le dé un sabor sutil y no que sea demasiado que le dé un sabor amargo.

El ahumado es igual que poner especias, un poco puede dar un maravilloso resultado y demasiado puedes estropear la comida.

Otro problema de poner muchas maderas de ahumado es subir mucho la temperatura del kamado cuando la comida ya está cocida al punto que querías y puedes terminar recocinándola.

El porcentaje de madera para ahumar no debería superar el 5% del carbón que pusiste al inicio.

13.- Usa los utensilios correctos

Al principio no necesitaras demasiados utensilios, pero te vendrán bien unas buenas pinzas largas así mantendrás la distancia al manipular los alimentos.

También, es fundamental que tengas unos buenos guantes resistentes al calor como los del enlace que resisten hasta 500 ºC. De esta forma podrás manipular la parrilla y sobre todo el deflector.

El deflector nunca se debe manipular cuando está caliente sin unos buenos guantes y ni siquiera se te ocurra usar las manoplas de cocina porque no aguantan tanto calor como el que alcanza el kamado.

Luego, todo lo que sean accesorios ya los irás comprando a medida que vas adquiriendo experiencia y quieras probar a hacer otras preparaciones con tu kamado.

14.- Deja descansar la carne

A veces con las prisas por comer rápido es normal saltarse este paso, pero el descanso de la carne es tan importante como cualquier otro para obtener los mejores resultados posibles.

usar-el-kamado

Por eso es bueno calcular correctamente el tiempo que lleva todo el proceso desde el encendido hasta que la comida puede estar servida.

Porque las prisas son el peor enemigo de una buena barbacoa.

⭐ Este consejo también está incluido en este artículo sobre ¿Cómo hacer barbacoa de carne? – 10 trucos para ser el rey de la parrilla. Aunque son trucos para barbacoa la mayoría son válidos para el kamado, incluyendo el descanso, sellado de la carne y otros.

15.- Mantén limpio el kamado

El kamado es auto-limpiante, debes hacer un solo paso y es ponerlo a máxima temperatura para que se limpie.

Esta limpieza en profundidad no hace falta hacerla cada vez, eso dependerá del tipo de alimento que hagas y lo mucho que uses el kamado.

limpieza kamado

Además debes retirar las cenizas antes de empezar a cocinar, esto es algo que sí debes hacer cada vez, puedes hacerlo simplemente con una brocha y un recogedor.

🔝 Te puede interesar este otro artículo donde explico en detalle ¿Cómo limpiar el Kamado? en profundidad y en cada uso.

16.- Práctica e información

Al principio puede ser frustrante usar el kamado porque aprender a usarlo no es tan sencillo como una barbacoa, por eso necesitarás practicar y tener paciencia.

No seas muy exigente contigo mismo, a la próxima será mejor y esas experiencias serán las que te ayudarán a llegar al asado perfecto en el kamado.

Pero una vez le pillas el truco ya no querrás volver a usar una barbacoa en la vida, porque los resultados que se consiguen son incomparables.

Otra de las formas de mejorar es buscando la información precisa sobre el problema con el que te encuentras, entender el funcionamiento del kamado y el motivo por el que está fallando.

como limpiar kamado

17.- Anota los resultados

Si te inicias con el kamado te recomiendo hacer anotaciones de los resultados que te será de mucha utilidad, como si se tratara de un experimento científico.

Esto te servirá de referencia para las veces siguientes que vayas a usar el kamado.

Como has visto en otros puntos de este artículo son muchos factores y todo marca la diferencia: desde abrir los tiros, abrir en exceso la cúpula, poner mucho carbón o la altura que pones los alimentos.

La mejor forma de replicar los resultados es anotando lo que hiciste la vez anterior y más si no usas el kamado a diario que es lo que nos pasa a la mayoría.

Más sobre carnes y barbacoas

4 comentarios en «17 Consejos de Cómo usar el Kamado»

  1. Hola Andrea.

    En primer lugar, muchas gracias por estos sencillos consejos sobre lo que se debe y no hacer cuando uno se inicia en el maravilloso mundo de los kamados.
    Esta semana recibo mi primer kamado después de varios años queriendo tener uno, estoy super nervioso!
    Llevo recopilando información mucho tiempo y creo que tengo bastantes conocimientos para iniciarme con él, aunque seguro pecaré de novato en muchas cosas, aunque de eso depende para poder aprender adecuadamente.
    Una de las cosas que me causa más intriga es el deflector cerámico, según las instrucciones del fabricante (Kamado Joe) dice que no se debe utilizar en preparaciones que alcancen más de 205ºC, ¿Esto es así? Si no me equivoco, puede valer para base de cocinar pizzas, y estas se hacen a mayor temperatura. No sé qué diferencia hay entre este accesorio y la base para pizzas que venden aparte…
    Luego está el asunto de que si asas alguna pieza de carne encima del deflector, todos los jugos y grasas que suelte se abrasarán en él, ¿Esto se puede hacer así o se recomienda poner algo encima para que no caiga nada?
    ¿Si quiero poner una olla para hacer un guiso a temperatura baja toda la noche me recomiendas poner el deflector y la olla encima,? ¿Aguantará su peso? o pongo el recipiente encima de la parrilla sin deflector?

    Creo que no me dejo nada en el tintero jejej, aunque me he desahogado bastante.

    Muchas gracias por tu tiempo!

    Responder
    • Hola Víctor

      ¡Felicidades por el kamado!

      Con respecto a las preguntas que me haces:

      Si el fabricante dice que la temperatura máxima que aguanta el deflector de tu kamado es 205ºC, debes hacerle caso. Nadie sabe mejor que ellos sobre esa marca y modelo.

      El deflector es un accesorio que te da mayor control de la temperatura dentro del kamado y te permite cocinar a baja temperatura, pero no tiene otras funciones.
      Si quieres hacer pizzas tendrías que comprarte el accesorio, porque el calor del deflector podría ser demasiado, entonces te quemará la base de la pizza y si la masa es muy gorda puede quedar incluso cruda por dentro.
      Que es algo similar a lo que pasaría si la cocción fuera en el horno convencional y se pusiera la pizza en el suelo del horno en vez de usar una rejilla o bandeja.

      Sí, los jugos caen al deflector, pero por eso tienes que limpiar el kamado cada ciertos usos, especialmente con las carnes, que es lo que más lo ensucian y el kamado se ensucia y no solo es lo que cae en el deflector. Este artículo te puede interesar si no lo has leído: ¿Cómo limpiar el Kamado? en profundidad y en cada uso

      El deflector es ideal para la cocción a baja temperatura, pero no te recomiendo colocar una olla pesada encima, corres el riesgo que se rompa, no está pensado para eso.
      Lo mejor es como dices directo encima de la parrilla, y si es una olla normal, pones el deflector debajo de la parrilla si te da el espacio.
      Si no, lo mejor es hacerlo sin deflector y cocinar en una olla de barro dentro del kamado.

      ¡Disfruta mucho el kamado!

      Responder
  2. Hola
    Buenas no hay forma que el kamado no se llene de humo, hago asado, pollo o cerdo, es increíble el humo que tira, uso el deflector, pero nada la grasa cae en el deflector y saca humo también, la temperatura está entre 150-200 C. No se que más hace e lo quiero vender!!

    Responder
    • Hola Mariano

      Lamento que el kamado no te esté dando buenos resultado. También te entiendo por qué el kamado puede ser complicado, es mucha prueba y error.

      Para empezar, la grasa produce humo siempre, eso es igual si cae en el carbón o en el deflector, porque se sigue quemando la grasa. Esto es igual en la parrilla, pero como solemos usar los parrilleros abiertos no se nota tanto.

      En cuanto a la temperatura, parece bien, porque el kamado funciona mejor con temperaturas altas, tal vez prueba de cocinar más cerca de los 200 ºC.

      Si vas a cocinar por debajo de los 200 ºC entonces deja que el carbón se encienda bien hasta que empiece a producir el humo limpio, que es menos visible que el del principio, es lo que explico en el punto 7 del artículo.

      Otra cosa que podría provocar mucho humo es poner demasiado carbón, reduce la cantidad para ver si notas diferencia, normalmente con poco carbón puedes conseguir buena temperatura, el kamado es muy eficiente en ese sentido, mucho más que una barbacoa.

      Además, si eres de cocinar mucha carne el carbón se va ensuciando y tendrás que renovarlo, por eso mejor que uses poco y lo renueves a menudo. El carbón se ensucia de grasa de los asados anteriores y esa grasa que se queda ahí te generará más humo.

      Luego, tienes que limpiar en profundidad el kamado cada tanto (en el enlace puedes leer el artículo) y aún más si haces mucha carne, porque el kamado se va engrasando por dentro.

      Tanto el tema del carbón sucio como el kamado sucio con las grasas, te genera más humo y es un humo sucio que si te acercas al kamado cuando está encendido puedes oler la diferencia. De hecho, un humo sucio puede dar mal sabor a la comida, es decir, un sabor más amargo que un ahumado que haces a propósito.

      ¡Buen asado!

      Responder

Deja un comentario

error: Contenido protegido