6 formas de Asar Pimientos – al horno y sin horno

Los pimientos son muy socorridos en la cocina española, sirven para acompañar platos, incorporarlo como ingrediente a otras elaboraciones o para hacer salsas. El pimiento asado tiene ese sabor ahumado delicioso, además al asarlos se potencia el sabor y aroma propio del pimiento.

Aunque se pueden comprar pimientos asados envasados de muy buena calidad, el sabor nunca es tan bueno como los caseros. Por eso te recomiendo hacerlos en casa, aquí te cuento diferentes formas de asar pimientos sin horno o al horno, todas son formas muy fáciles.

¿Qué pimientos asar?

pimientos de colores

Los pimientos más comunes para asar son los pimientos morrones porque son más carnosos, pero puedes asar cualquier pimiento dependiendo de tus gustos. Otros pimientos muy usados son: italiano, piquillo, padrón y pimiento del cristal. Aunque el pimiento italiano es mejor para freírlo o hacer otras recetas, para asar no es tan bueno porque no tiene tanta pulpa.

Dentro de los pimientos morrones hay diferentes colores: verde, amarillo, naranja y rojo. La diferencia de color entre los pimientos depende del grado de maduración. Por eso, el pimiento rojo es más dulce que el pimiento verde que a veces puede resultar más amargo e indigesto.

En cuanto al los valores nutricionales, los verdes tienen más vitaminas, aunque a medida que madura aumenta la vitamina C. Independientemente del color, los pimientos son ricos en vitaminas, fibras y antioxidantes por eso es bueno incluirlos en nuestra dieta. Si no te decides por un color, puedes asar pimientos de diferentes y aportar colorido al plato.

043-pimientos-asados

Consejos para antes de asar pimientos:

  1. Si vas a asar varios pimientos, elige que sean del mismo tamaño para que se asen al mismo tiempo.
  2. Selecciona pimientos carnosos, que se vean en buen estado, firmes y sin zonas arrugadas.
  3. En caso que los tengas en la nevera, sacarlos un rato antes para que no estén fríos a la hora de asarlos.
  4. Siempre lávalos y sécalos, independientemente de la forma que uses para asarlos.
  5. Puedes asarlos enteros o cortarlos a la mitad (corte vertical como la foto) o en cuatro, quitas la parte blanca y las semillas. Yo prefiero hacerlos enteros.
corte pimiento

¿Cómo hacer Pimientos Asados? – 6 formas

Existen diferentes formas de asar pimientos, aunque lo más común es hacerlos en el horno. Si no tienes un horno en casa, no te preocupes existen otras formas de asar pimientos sin horno y una de ellas es incluso mejor que el horno, se trata del último consejo de la lista.

1.- Al horno – receta tradicional

Para asar pimientos en el horno, colocalos en la bandeja del horno, pon un chorrito de AOVE (aceite de oliva virgen extra) encima de cada pimiento y sal. Enciende el horno a 200 ºC, arriba y abajo, pon la bandeja en la mitad y cocina durante 30min. La forma de saber que están hechos es porque la piel estará arrugada y habrán soltado jugo.

A la mitad del tiempo es conveniente darles la vuelta para que se cocinen por ambos lados por igual. Otra forma es cortarlos por la mitad, retirar las semillas y de esta forma te ahorras darles la vuelta.

Lo más práctico, es aprovechar el horno cuando vas a cocinar otros alimentos como verduras o carnes, siempre puedes asar pimientos para guardarlos para otras recetas.

Mucha gente usa papel de aluminio para asar pimientos en el horno, aunque no hace falta. Usar papel de plata es generar residuos innecesarios, al menos con esta forma de asarlos. Si te interesa saber más sobre Cocina Zero Waste, en el artículo del enlace puedes leer más sobre como reducir los residuos en la cocina.

asar pimientos horno
«Pimientos Asados» by Silverman68 is licensed under CC BY 2.0

2.- En el microondas normal y con grill – receta fácil

El microondas es una forma rápida y súper práctica de cocinar porque no se ensucia casi nada. Aunque en el microondas realmente no se puede asar, pero si podrás cocinar los pimientos con una textura similar.

Para hacer pimientos asados en el el microondas necesitarás quitarles la parte de las semillas, luego ponlos en una fuente apta para microondas con un chorrito de aceite por encima y sal.

El tiempo de cocción total es de 20 minutos. Primero, cocínalos 15 minutos a máxima potencia, dales la vuelta y cocina por 5 minutos más . Finalmente, déjalos reposar durante 5 minutos dentro del microondas y tus pimientos estarán listos para servir.

Te recomiendo no taparlos para que queden con una textura parecida a los asados en el horno o a la parrilla. En cambio, para darles una textura más blanda y que queden más cocidos puedes taparlos.

Si tu microondas tiene grill, puedes aprovechar para conseguir un asado más parecido al del horno. Cocínalos 10 minutos por un lado, 5 por el otro y finalmente los últimos minutos pon el grill. Con la opción del grill es mejor poner poco tiempo, 1 minuto aproximadamente, así vas controlando como quedan y cuando girarlos.

3.- En sartén, plancha o plancha eléctrica

Esta es una forma de asar pimientos sin horno para la que necesitarás solo una sartén. También puedes usar una plancha o plancha eléctrica.

Para asar pimientos en sartén necesitarás ponerles un chorrito de aceite. Pon el sartén a fuego medio, una vez caliente coloca los pimientos y baja el fuego (fuego suave). El tiempo total de cocción es de 1 hora y media, tendrás que estar pendiente de los pimientos para ir girándolos por todos los lados, incluida la base y la zona del tallo.

Al hacer pimientos asados en sartén la piel se quema, pero tienes que tener cuidado que no se queme la carne. Una vez que se han hecho déjalos reposar en la sartén cubiertos con una tapa o trapo de cocina.

El resultado es tan bueno o incluso mejor que en el horno, porque tiene el sabor ahumado pero también una textura un poco más crujiente. En el video de abajo puedes ver a Xavier Pellicer que al final ahúma los pimientos poniendo tomillo al sartén.

4.- En olla rápida (olla express)

Para hacer pimientos asados en olla rápida tienes que poner los pimientos en la olla, poner un chorro generoso de aceite por encima y medio vaso de agua. Pones el fuego fuerte y una vez empieza a salir vapor, bajas el fuego a fuego suave y deja cocinar 5 minutos más. Luego deja enfriar la olla antes de abrir.

Esta es la forma más rápida de hacer los pimientos, aunque la textura es más parecida a la de cocidos al vapor y el sabor no es el mismo que al asar al horno.

5.- Freidora sin aceite

Si tienes una freidora sin aceite o freidora de aire es ideal para hacer unos pimientos asados con un resultado igual al de hacerlos al horno, pero con un consumo energético menor.

Una freidora de aire en realidad no es una freidora sino que funciona gracias a la circulación a alta velocidad del aire caliente, y se pueden conseguir resultados similares que al freír. Aunque en realidad, se parecen más a un pequeño horno y también sirven para hornear desde panes, bizcochos y por supuesto unos pimientos.

Para hacer pimientos asados en freidora sin aceite pon los pimientos en la bandeja con un chorrito de aceite y sal, programa la freidora a 200 ºC durante 15 minutos. Saca los pimientos y dales la vuela, cocina durante 10 minutos más si los quieres al dente, pero si quieres que queden como en el horno mejor dejarlos otros 15 minutos.

Cuando los retires de la airfryer ponlos en una bandeja y tápalos, déjalos reposar al menos una hora.

Para no ensuciar demasiado la freidora y recoger bien el líquido de los pimientos te recomiendo poner papel de horno en la base cubriendo los laterales.

Para saber más sobre este tipo de freidoras puedes leer este artículo 5 Mejores Freidoras sin Aceite – análisis completo y opiniones es una guía de compra con un montón de consejos. Si estás pensando comprarte una te recomiendo esta del enlace de Cosori, es la más vendida de Amazon por su relación calidad precio y ahora tiene un descuento.

6.- Pimientos asados barbacoa

Ahora que es época de barbacoas aprovecha a asarlos a la brasa. Aunque los pimientos asados al horno es un clásico, la parrilla es la mejor forma que usan los chefs expertos en los mejores restaurantes.

Para asar pimientos a la barbacoa solo necesitas ponerlos en la parrilla y darles la vuelta con unas pinzas para que se asen por todos los lados. Dependiendo del calor de las brasas, tardan entre 20 y 25 minutos en estar listos, la piel debería quedar un bastante quemada, pero sin quemar la carne.

Una vez se terminaron de asar ponlos en una bandeja, tápalos con una tapa o trapo de cocina y déjalos reposar al menos una hora.

En este artículo puedes leer ¿Cómo hacer barbacoa? – 10 trucos para ser el master de la parrilla con un montón de consejos principalmente sobre carne a la brasa.

Después de asarlos:

  1. Si no habías quitado las semillas, has un corte longitudinal y retíralas. Pela y corta en tiras largas los pimientos, esto lo puedes hacer en caliente o en frío. Abajo te cuento como pelarlos.
  2. El mejor aliño para los pimientos asados es el AOVE y la sal, puedes añadirle un chorrito más y guardarlos así en la nevera en un bote o tupperware para cuando los necesites. El jugo que soltó durante la cocción ponlo con los pimientos, es muy sabroso.
  3. Si vas a asar pimientos aprovecha a hacer unos cuantos. En la nevera aguantan hasta un mes si los cubres completamente de aceite.
  4. Los pimientos asados sueltan un juguito, guárdalo para dar sabor a tus recetas como podría ser un arroz o una salsa.
  5. Para conservar pimientos asados por más tiempo necesitarás guardarlos al vacío, en el congelador o hacer alguna conserva, abajo te cuento como hacer las conservas.

Puedes leer más sobe las 5 Mejores Envasadoras al Vacío, es una guía de compra con un montón de consejos de cómo usarlas y los diferentes tipos de bolsas.

¿Cómo pelar los pimientos asados?

Los pimientos se pueden pelar estando aún calientes o en frío, pero hay un truco que marca la diferencia a la hora de pelarlos para que resulte mucho más fácil.

Como habrás notado en todas las 6 formas de asar pimientos hay que dejarlos reposar cubiertos, de esa forma el pimiento suda y luego la piel se desprende con más facilidad. Por eso es importante que no te saltes ese paso, además si los pones en una fuente podrás recoger su delicioso jugo.

La forma de pelarlos es tirar de la piel con los dedos, es un trabajo un poco pringoso. Una vez tienes las manos sucias puedes aprovechar y cortar los pimientos en tiras con las manos, asados se cortan muy bien.

Cuando peles los pimientos aunque los veas muy «sucios» por la piel quemada que estás retirando, no se te ocurra lavarlos, porque le quitarás todo el sabor bueno a pimiento asado.

pimientos rojos asados

¿Cómo conservar pimientos asados?

Los pimientos asados en conserva son muy fácil de hacer solo necesitarás tarros de cristal al vacío, y sirve para cualquier tipo de conserva o mermeladas, aquí te explico como hacerlo:

  1. Esteriliza los tarros.
  2. Llena los botes con los pimientos asados y aceite dejando al menos 1cm de espacio.
  3. Cierra bien y pon al baño maría durante 20 minutos.
  4. Sácalos de la olla y dejalos enfriar.

Si haces la conserva cuando los pimientos aún están calientes te puedes ahorrar el paso del baño maría. Pero necesitarás quitar las semillas y cortar en cuatro antes de asarlos, además tendrás que envasarlos con piel. Este es el paso a paso:

  1. Esteriliza los tarros.
  2. Rellena los frascos con los pimientos asados aún calientes. Pon aceite dejando 1 cm de espacio.
  3. Cierra bien y lo das vuelta (tapa hacia abajo) y dejas que se enfríe.

En caso que los dejes enfriar tendrás que ponerlos al baño maría sino el vacío no se hará.

En la conserva de pimientos puedes añadir pimienta, ajo, cebolla y sal. La cebolla y el ajo también los puedes asar con los pimientos para que te quede una conserva de pimientos asados para chuparse los dedos.

Conclusión

Estas son 6 formas de cómo asar pimientos, aprovecha a asar y guárdalos ahora que estamos en época de pimientos y son más económicos y frescos que los importados.

Luego puedes usarlos para un montón de recetas, incluidas recetas vegetarianas o para hacer pimientos rellenos.

También puedes preparar unas tostadas con queso, embutidos, otras verduras como berenjenas y cebollas, todo acompañado de un buen vino, hacen una cena informal perfecta.

Otra forma es ponerle pimientos a la tortilla es perfecto para variar de la tortilla de patatas clásica, además lo pimientos asados le darán un sabor ahumado incomparable digno de chef.

¿Tú como preparas los pimientos asados?

Si te ha gustado este artículo por favor compártelo, eso me ayuda mucho para llegar a más gente. 👍❤

Deja un comentario