10 recetas de Crema de Calabacín

Estas son mis mejores recetas de crema de calabacín, algunas clásicas y otras muy originales para sorprender a tu familia.

Las cremas de verduras es la mejor forma de consumir verduras porque son sabrosas y bien aceptadas por la gente que no le agradan las verduras incluso niños pequeños y abuelos.

En este artículo te contaré diferentes recetas para preparar una crema de calabacín de rechupete.

También te dejaré varios consejos para que tu luego puedas hacer tus propias combinaciones y aprovechar lo que tengas en la nevera.

Porque las cremas de verduras son ideales en la cocina de aprovechamiento para usar verduras que se están quedando feas.

Además, la crema de calabacín es tan versátil que puedes hacer recetas más navideñas u otras para servir frías como si fuera un vichyssois.

Otra cosa que puedes cambiar es el toping para dar una buena presentación al plato y un toque crujiente con extra de sabor.

1. Crema de Calabacín y Puerro con picatostes

La crema de calabacín con puerro es una de las más populares porque el puerro tiene un sabor más sutil que la cebolla que combina bien con el del calabacín.

En esta receta le suelo añadir algo de patata para que le darle mejor consistencia y más cuerpo aunque la patata no sea el ingrediente principal.

Si lo prefieres puedes hacer la crema de calabacín sin patata, solo te saltas ese paso.

picatostes

Ingredientes:

  • 2 calabacines grandes
  • 2 puerros
  • 1 patata mediana (opcional)
  • sal
  • pimienta negra
  • picatostes
  • agua (750 ml aprox)
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Paso a paso:

  1. Retira la parte de arriba de los puerros, la parte de las raíces y retira la capa exterior. Corta en rodajas finas.
  2. Pon aceite en una olla y echa los puerros cortados.
  3. Cocina durante 5 minutos a fuego medio, ve removiendo para que se cocine parejo. Si se empieza a dorar baja un poco el fuego.
  4. Pela y corta en cubos pequeños la patata y añádelos a la olla para cocinar con los puerros durante 5 minutos.
  5. Mientras tanto, lava y corta en cubos pequeños (unos 2cm) los calabacines.
  6. Añade los calabacines a la olla y cocínalos durante 5 minutos. Sigue removiendo cada tanto.
  7. Añade agua sin que llegue a cubrir totalmente, si te agrada que quede más líquida puedes añadirle más agua.
  8. Tapa y deja cocinando durante 20 minutos a fuego medio. Remueve cada tanto.
  9. Tritura todo con una batidora, un robot de cocina o en la thermomix, añádele más sal si hace falta según tu paladar.
  10. Sirve con los un poco de pimienta negra y los picatostes.

2. Crema de Calabacín y Patata con crujiente de queso

Esta receta puré de calabacín es una de las más comunes y gracias a la patata tiene un sabor muy suave que invita a ponerle unos topings más sabrosos.

Yo en este caso te propongo ponerle algo de cebolla, sin embargo es opcional y puedes hacer esta crema de calabacín sin cebolla.

Además, para la parte de la decoración uso un crujiente de Parmesano y también te explico una alternativa para hacerla sin lácteos como alternativa de crema de calabacín vegana.

crujiente de parmesano

Ingredientes:

  • 1 cebolla mediana (opcional)
  • 2 calabacines grandes
  • 2 patatas medianas
  • sal
  • caldo de pollo o verduras (1 litro aprox).
  • queso Parmesano o Grana Padano rayado, como alternativa vegana 3 cucharadas de levadura nutricional
  • nata (opcional)
  • orégano
  • AOVE

Preparación:

  1. Corta la cebolla en juliana (tiras finas).
  2. Pon el aceite en la olla, sofríe la cebolla durante unos 5 minutos a fuego medio.
  3. Pela y corta las patatas en dados pequeños.
  4. Añade el caldo a la olla, las patatas y la sal al gusto.
  5. Deja cocinar a fuego medio durante 15 minutos con la tapa puesta.
  6. Lava los calabacines, córtalos en cubos, incorpóralos en la olla y deja cocer durante 10 minutos.
  7. Tritura en la batidora o robot de cocina y añade sal si hace falta. En caso que quieras darle más cremosidad ponle la nata, con un par de cucharadas es suficiente. Si vas a hacer la alternativa vegana es el momento de añadir la levadura nutricional.
  8. En el horno prepara el crujiente de Parmesano o Grana Padano, coloca en la bandeja del horno papel vegetal y encima una cucharada del queso, espárcelo y cocina en el horno previamente caliente, durante 4 minutos a 180 grados. También se puede hacer en el microondas. Abajo en el video puedes ver cómo hacerlo en el horno e incluso como darle forma, aunque yo nunca le pongo pan rallado.
  9. Sirve la crema de calabacín y decora con un chorrito de AOVE, el orégano y el crujiente de queso.

👩‍🍳 En este artículo puedes leer más sobre 14 Tipos de Corte en Cocina para resultados profesionales.

YouTube video

3. Crema de Calabacín con Quesitos y semillas de calabaza

Esta es una receta de crema de calabacín española clásica que a todo el mundo le agrada porque los quesitos le dan un sabor para chuparse los dedos.

semillas de calabaza

Ingredientes

  • 2 calabacines grandes
  • 1/2 cebolla
  • 1 patata mediana (opcional)
  • 1 puerro
  • 3 dientes de ajo
  • AOVE
  • 4 quesitos
  • 100 g de mantequilla
  • sal
  • tomillo
  • pimienta negra
  • agua (500 ml aprox)
  • semillas de calabaza tostadas

Elaboración

  1. Corta la cebolla en juliana.
  2. Pon aceite en la olla y sofríe la cebolla a fuego medio durante 3 minutos.
  3. Pica los dientes de ajo e incorpora a la olla.
  4. Quita los extremos del puerro y la capa exterior, corta en rodajas, añádelo a la olla y deja cocinar durante 5 minutos mientras remueves. En caso que se empiece a dorar baja un poco el fuego.
  5. Pela y corta la patata en cubitos.
  6. Pon el agua, las patatas y la sal en la olla, deja cocinar durante 15 minutos a fuego medio con la tapa puesta.
  7. Lava, corta en cubos el calabacín y añádelo a la olla y cocina durante 10 minutos.
  8. Tritura todo con la batidora o el robot, este es el momento para añadir la mantequilla, los quesitos, la pimienta, tomillo al gusto y corregir de sal si hace falta.
  9. Sirve con unas semillas de calabaza tostadas como decoración.

4. Crema de Calabacín y Zanahoria con virutas de jamón

Las zanahorias son muy saludables y en el puré de calabacín quedan muy bien, el resultado es muy sabroso de por sí.

Además, el jamón al final le da el punto final para un plato digno de cualquier cena, incluso para la Navidad.

Esta es una receta de crema de calabacín light, sin nata ni ningún otro lácteo.

calabacin y zanahoria

Ingredientes

  • 1 calabacín mediano
  • 3 zanahorias
  • 1 puerro
  • sal
  • pimienta negra
  • caldo de verduras (500 ml aprox)
  • AOVE
  • taquitos de jamón

Paso a paso

  1. Retira los extremos del puerro y la capa exterior, luego corta en rodajas.
  2. Pon aceite en la olla a fuego medio, añade el puerro y cocina a fuego medio durante unos 5 minutos. Remueve cada tanto.
  3. Quita los extremos de las zanahorias, pela y córtalas en rodajas.
  4. Incorpora a la olla el caldo de verduras, las zanahorias, la sal y deja cocinar a fuego medio durante 15 minutos con la tapa puesta.
  5. Lava y corta el calabacín en cubos y añádelos a la olla. Cocina durante 10 minutos a fuego medio.
  6. Tritura todo con la batidora o el robot de cocina con la pimienta y más sal si hace falta.
  7. Sirve la crema de calabacín con jamón en virutas como decoración.

5. Crema de Calabacín y Manzana con albahaca

La manzana es un ingrediente muy bueno para hacer cremas de calabacín más suaves con un sabor mucho más delicado.

Esta receta la puedes hacer para darles a niños pequeños y bebés, pero para ellos no le añadas el puerro.

crema-de-calabacin2

Ingredientes

  • 2 calabacines medianos
  • 1 manzana grande
  • 1 puerro
  • AOVE
  • caldo de verduras (500 ml aprox)
  • sal
  • albahaca fresca

Elaboración

  1. Retira la parte de arriba de los puerros, la parte de las raíces y retira la capa exterior. Corta en rodajas finas.
  2. Pon aceite en una olla, echa los puerros cortados y cocínalos a fuego medio durante 5 minutos. Ve recomiendo cada tanto.
  3. Pela y corta la manzana en cubitos.
  4. Lava y corta los calabacines.
  5. Incorpora a la olla el caldo, la sal, la manzana cortada (reserva algunos cubos) y los calabacines para cocer a fuego medio durante 10 minutos con la tapa.
  6. Tritura todo y corrige de sal. En este paso puedes añadir unas hojitas de albahaca (4 serán suficiente) para darle un toque fresco que queda muy bien si luego la sirves como crema de calabacín fría.
  7. Sirve y decora con unos cubitos de manzana y unas hojitas de albahaca.

6. Crema de Calabacín y Guisantes con cebollino

Una de las grandes ventajas de los guisantes dan buena consistencia a las cremas de verduras.

Te permite obtener una gran cremosidad sin usar patatas o lácteos, aunque yo a la receta le pongo una patata pequeña puedes omitir ese paso y aun así quedará perfecta.

crema con guisantes

Ingredientes

  • 2 calabacines medianos
  • 250 gr de guisantes (congelados, frescos o en lata, es decir, los que tengas a mano)
  • 1 patata mediana (opcional)
  • 1/2 cebolla
  • caldo de pollo o verduras (600 ml aprox)
  • sal
  • AOVE
  • pimienta negra
  • cebollino
  • picatostes

Preparación

  1. Corta la cebolla en juliana.
  2. Pon aceite en la olla y sofríe la cebolla a fuego medio durante 5 minutos.
  3. Pela y corta las patatas en dados pequeños.
  4. Añade el caldo a la olla, las patatas y la sal al gusto.
  5. Deja cocinar a fuego medio durante 15 minutos con la tapa puesta.
  6. Lava y corta el calabacín en cubos y añádelos a la olla. Cocina durante 5 minutos a fuego medio.
  7. Añade los guisantes y continúa cocinando 5 minutos más.
  8. Lleva todo a la batidora o al robot de cocina para hacer el puré, añade la pimienta y sal si hace falta.
  9. Pica el cebollino.
  10. Sirve con un chorrito de aceite de oliva por encima, el cebollino y los picatostes.

7. Crema de Calabacín con Jengibre y pimienta rosa

Esta receta de crema de calabacín tiene un toque fresco y oriental al mismo tiempo que da una receta original para salir de la rutina.

Se puede servir caliente o en frío, de ambas formas queda muy bien.

gengibre crema de verduras

Ingredientes

  • 2 calabacines medianos
  • 2 chalotas
  • 2 ramitas de apio
  • 1/2 manzana
  • agua (500 ml aprox)
  • AOVE
  • sal
  • pimienta rosa
  • jengibre

Receta

  1. Corta las chalotas en juliana.
  2. Pon aceite en la olla y sofríe las chalotas a fuego medio durante 5 minutos.
  3. Lava y corta en cubos los calabacines, el apio y la manzana.
  4. Añade todo a la olla junto con el agua y la sal, deja cocinar a fuego medio durante 10 minutos con la tapa.
  5. Raya jengibre.
  6. Tritura las verduras con más sal si es necesario y añade el jengibre. Con 1 cucharadita de jengibre es suficiente, pero es mejor que vayas añadiendo de a poco y probando hasta que esté a tu gusto. Porque con el jengibre es mejor quedarse cortos a pasarse.
  7. Sirve con pimienta rosa.

8. Crema de Calabacín y Chirivía al curry

En España no solemos utilizar demasiado la chirivía para cocinar, excepto para hacer el caldo de verduras.

La chirivía también conocida como pastinaca es un familiar de las zanahorias con un sabor dulzón, terroso y algo anisado que le dará un toque fabuloso a tu crema de calabacín.

Además, la chirivía tiene muchos más nutrientes que las zanahorias.

Esta receta que lleva curry me gusta añadirle algo de nata, pero si prefieres preparar la crema de calabacín sin nata te saltas ese paso porque quedará bien igualmente.

chirivias

Ingredientes

  • 2 calabacines medianos
  • 1 zanahoria
  • 2 chirivías medianas
  • 1/2 cebolla
  • 1 cucharadita de curry
  • AOVE
  • sal
  • nata (opcional)
  • semillas de sésamo
  • caldo de verduras (600 ml aprox)

Paso a paso

  1. Corta la cebolla en juliana.
  2. Pon aceite en la olla y sofríe la cebolla a fuego medio durante 5 minutos.
  3. Pela y corta la zanahoria y las chirivías, añádelas a la olla junto con el curry. Remueve y cocina durante 3 minutos.
  4. Incorpora el caldo, la sal y deja cocinar a fuego medio durante 12 minutos con la tapa puesta.
  5. Lava y corta el calabacín en cubos y añádelos a la olla. Cocina durante 10 minutos a fuego medio.
  6. Tritura todo con la batidora o el robot de cocina, añádele sal si hace falta y la nata.
  7. Sirve con unas semillas de sésamo como decoración.

9. Crema de Calabacín y Maíz con cebolla tostada

Recuerdo la primera vez que utilicé maíz dulce en una crema de verduras, fue simplemente para aprovechar el maíz que tenía antes de que se me echara a perder. Es decir, pura cocina de aprovechamiento.

El resultado fue sorprendente porque el maíz le dio un sabor muy bueno que nunca hubiera imaginado.

Aquí te voy a contar una de mis recetas favoritas con maíz.

crema de calabacin con maiz

Ingredientes

  • 2 calabacines medianos
  • 1 cebolla
  • 1 latita de maíz dulce de 300 g*
  • 1 patata mediana
  • AOVE
  • sal
  • pimienta
  • semillas de girasol
  • caldo de pollo o verduras (500 ml aprox)

* También puedes usar el maíz fresco, cocina 2 o 3 mazorcas medianas y luego desgránalas con un cuchillo.

Elaboración

  1. Corta la cebolla en juliana e intenta que los cortes sean parejos, al menos la mitad de la cebolla que usarás para decoración.
  2. La mitad de la cebolla es para freírla sino como alternativa sana puedes deshidratarla. Pon aceite en un sartén suficiente para cubrir la cebolla y una vez caliente fríe la cebolla. En este paso tienes que vigilar la cebolla para que no se queme e ir removiendo para que se fría parejo.
  3. Una vez tostada retírala hacia un colador, luego que haya escurrido un poco pásala a un plato con papel absorbente y reserva. Una vez fría quedará crujiente.
  4. Pon aceite en la olla, añade la otra mitad de la cebolla y sofríela a fuego medio durante 5 minutos.
  5. Pela y corta la patata e incorpórala a la olla junto con el caldo y la sal. Cocina durante 15 minutos a fuego medio.
  6. Lava y corta el calabacín en cubos y añádelos a la olla, cocina durante 8 minutos a fuego medio.
  7. Añade el maíz y cocina durante 2 minutos más.
  8. Lleva todo a la batidora o al robot de cocina, añádele sal si hace falta.
  9. Sirve con pimienta, un poco de cebolla crujiente y semillas de girasol.

⭐ En este otro artículo puedes leer más sobre Deshidratadores de Alimentos, sobre el uso, resultados y un montón de consejos.

10. Crema de Calabacín y Champiñones con nata

Los champiñones son ideales para hacer cremas de verduras otoñales y si tienes otro tipo de setas aún mejor, también las puedes añadir.

Esta receta la hago con nata porque le da un extra de cremosidad y acompaña bien a los champiñones pero puedes omitir la nata.

😋 Esta la receta de esta crema de verduras también la puedes encontrar en este otro artículo (con algunas variaciones) Cómo consumir la Chía: 14 recetas saludables.

crema de calabacin y champiñones

Ingredientes

  • 2 calabacines medianos
  • 1 patata mediana
  • 300 g de champiñones
  • AOVE
  • caldo de verduras (500 ml aprox)
  • sal
  • nata (opcional)
  • 3 dientes de ajo
  • avellanas

Receta

  1. Pela y corta la patata.
  2. Pon en la olla el caldo, sal y las patatas, cocina a fuego medio durante 15 minutos.
  3. Lava y corta los calabacines y los champiñones
  4. Añádalos a la olla y cocina durante 10 minutos más.
  5. Mientras pica los dientes de ajo y fríelos hasta que estén dorados. Retiraros a un plato con papel absorbente y reserva.
  6. Pasa las verduras por la batidora o el robot de cocina hasta obtener un puré, añade sal si hace falta y la nata.
  7. Pica las avellanas.
  8. Sirve con un chorrito de AOVE con las avellanas y los ajos picados por encima.

Otras recomendaciones

calabacines-cortados-en-espaguetti
  • Sal: al cocer las verduras añade sal y luego al triturar las verduras recuerda probar la crema para añadir más si hace falta.
  • Piel del calabacín: la piel es comestible pero si prefieres puedes quitarla toda o al menos un poco, yo le dejo la piel.
  • Caldo: en vez de usar agua puedes usar un caldo de verduras o alguno de ternera o pollo para dar mucho más sabor.
  • Decoración: la decoración en las cremas de verduras es fundamental para añadir más sabor, picante e incluso darle textura. Aunque los picatostes son un clásico que no falla, en cada una de las recetas de arriba te he dado opciones de lo más diversas: frutos secos, frutas deshidratadas, cebolla o ajo tostado, hierbas frescas, crujiente de queso, unos calabacines cortados en espagueti o un buen jamoncito troceado.

💚 En este otro artículo puedes leer más sobre Caldo de huesos: beneficios y 3 recetas.

¿Cómo espesar a una crema de verduras?

Lo ideal es no tener que espesar la crema de verduras y añadir poco líquido durante la cocción. Siempre es mejor que te falte líquido que lo puedes añadir fácilmente al triturar las verduras.

Por eso, en las recetas doy una cantidad aproximada de líquido.

Para que quede una buena consistencia en forma de crema que no sea ni muy densa como un puré o demasiado líquida, el truco está en poner líquido que no llegue a cubrir las verduras.

En caso que te pases con el líquido puedes añadir diferentes tipos de espesantes algunas de las más comunes y que seguro tendrás por casa son:

  • harina de trigo
  • Maicena
  • migas de pan

Para no añadir espesante puedes ponerlo todo de vuelta en la olla a fuego medio bajo e ir removiendo hasta que consigas la consistencia que quieres. Esta forma es lenta pero así no tendrás que añadir nada más.

¿Cuál de las recetas te ha gustado más?

Más sobre Trucos de Cocina y Alimentación Saludable

13 tipos de Algas Comestibles: conócelas en detalle
5 Hojas Verdes: que no sabías que son comestibles, con recetas
54 Alimentos Ricos en Fibra para el estreñimiento
8 mejores Libros de Cocina del 2022

Deja un comentario